De Montesquieu para Venezuela (2/2)

Venezuela cambió socialmente cuando se hizo dependiente de un producto que no requiere más que ser explotado, una característica física del ambiente. Como me dijo una vez el abuelo de un amigo, Antonio Campins: ‘’El petróleo nos hizo flojos. Antes el venezolano se levantaba todos los días a trabajar, a sembrar café y pasar horas en el campo. El petróleo, en cambio, es un recurso que le pide muy poco esfuerzo al Estado y a nosotros’’. En mi opinión, el petróleo no hace floja a una nación per se. El petróleo por ser un bien mineral extractable tiene como característica la no necesidad de  varios sectores de la sociedad para el control de la economía de un país. En muchos países exportadores de minerales preciados el mineral representa una mayoría casi absoluta en el porcentaje de exportaciones.

Es evidente y ocurrente que existe, aunque no se quiera un ‘sesgo profesional’  en el cual las personas que llevan tiempo estudiando un campo ven todo a través de sus lentes, pensando que es el factor más determinante. Me refiero al profesor de primer año viendo todo como cultural. Sobre todo en las ciencias sociales donde es más difícil determinar cuánto de un factor genera tanto de la respuesta. Por eso deben verse las cosas como un sistema, como bien dice Montesquieu. Todavía en 1973, Pierre Bourdieu reitera esta visión de complementarse en El Oficio del Sociólogo, cuando escribe que para enriquecer la comunidad científica y a su vez la vigilancia epistemológica debe haber un intercambio de informaciones entre la diversidad de formaciones y carreras (p. 114), lo que los antropólogos llaman la transdisciplinariedad.

Según Montesquieu las instituciones no dependen de las voluntades de los hombres, como creían otros teóricos sociales (e.g. Hobbes), sino de ‘’la naturaleza de las cosas’’. Entendió que todo hecho social debe comprenderse desde su contexto físico (i.e. la geografía), moral e institucional, aislar este contexto invalida  toda interpretación. No puede instaurarse un gobierno por capricho de un gobernante. Citando el ejemplo que da el profesor N. Luengo: después de la primavera árabe, se intentaron instaurar democracias; estas no duraron debido a que las condiciones sociales y el contexto físico, moral e institucional, no eran los adecuados para una república. Por eso, es necesario analizar las situaciones sociodemográficas.

Condiciones sociodemográficas: creo que estas condiciones, que eran parecidas a las de un régimen despótico son las que permitieron a Chávez llegar al poder.

A los ojos de Montesquieu, en la república las sociedades tienen que ser homogéneas, no hay muchas diferencias sociales o culturales, porque de otra manera estas diferencias generarían conflictos. En el s. XXI esto se traduce a que la mayoría esté en la clase media (cosa que también recomienda Aristóteles) como lo fue Venezuela en sus cuarenta años de república, donde incrementó el número de personas en la clase media.

Basándome en el estudio de Análisis de Condiciones de Vida de la Población Venezolana 2014, la pobreza es hoy (Enero 2015) mayor que 16 años atrás: en 1998 la encuesta social arrojó que 45% de los hogares del país eran pobres y el estudio llevado a cabo por la academia determina que al cierre del año pasado la cifra se ubica en 48,4 %. La pobreza disminuyó unos años gracias a las políticas fiscales redistributivas, pero estas misiones no curaron la pobreza, sirvieron como un subsidio que con la caída de los precios del petróleo, ha ido disminuyendo y ahora es insostenible. Esta desigualdad y pobreza extendida, encontradas en los gobiernos despóticos fueron afianzadas por el régimen oficialista. La pobreza es ahora mayor que en 1998.

En cuanto a las virtudes y valores, se puede notar que en estos 16 años se ha fomentado el terror mediante las expropiaciones y ataques retóricos que ha llevado a la sociedad venezolana a vivir en sumisión.  La oposición al gobierno dejó de ser un grupo de venezolanos con propuestas diferentes para pasar a ser enemigos de la patria. La lista de Tascón es un ejemplo de cómo el gobierno ejerce una violencia estructural a quienes no concuerdan con el régimen oficialista, es un modo de violencia indirecta de control social económico. Al mismo tiempo durante estos años se promulgó el miedo ficticio, haciendo ver la situación de Venezuela como una guerra contra el imperialismo y especialmente en contra de los Estados Unidos de América, la supuesta nación que quiere invadirnos y apoderarse de nuestros recursos. El miedo, aunque parezca banal, es uno de los mecanismos más eficaces para ejercer control. Como decía Keynes en uno de sus escritos, cuando la gente está en miedo e incertidumbre suele tomar decisiones en base a sus espíritus animales. Excluyendo así su uso de la razón para conocer la verdad. La polarización, ahora tendencia venezolana, ayuda a crear un sentimiento de desigualdad, donde los venezolanos se ven como grupos distintos, unos ‘’escuálidos’’ y otros ‘’marginales’’ cosa que el gobierno se esforzó por impulsar en sus discursos políticos. La falta de unidad hace a una sociedad débil.

A mi parecer, el modo despótico en las características socio-demográfica, la pobreza, desigualdad y la falta de credibilidad de las instituciones son parte de las razones que dejaron a Chávez surgir. Cómo dice Goebbels en sus  19 principios de la propaganda, principio 15: La propaganda ‘’debe suscitar las respuestas deseadas que la audiencia posee previamente. ’’ Ya en el poder se cambian progresivamente las otras esferas para transicional a un régimen despótico sustentable.

Algo no placentero de pensar pero plausible es que aunque en unas próximas elecciones la oposición llegue a ganar e intentemos cambiar inmediatamente, el pueblo no es el mismo, la gente ha cambiado y hará falta, mediante trabajo de base (ingeniería social) llevar las situaciones sociodemográficas y valorativas de lo despótico a lo republicano, nuestro cambio entonces no puede ser solo de iuris sino que debe a su vez ser de facto.

 

Referencias:

Análisis de Condiciones de Vida de la Población Venezolana 2014. Encontrado en la página web Prodavinci.

David S. Landes en La riqueza y la pobreza de las naciones.

El Espíritu de las Leyes, Secondat, C. Ámsterdam, 1748.

Fischer, J. Sociología. Editorial Herder.

Freedom House Report: Venezuela 1999.

Freedom House Report: Venezuela 2014.

Giner, S. Teoría Sociológica Clásica. Editorial Ariel. Madrid

León, L.V y Smilde, D. Understanding Populism and Political Participation: The case of Venezuela. Woodrow Wilson Center Update on the Americas. Abril, 2009

Silva, C. Datos de Facultad de Agronomía de LUZ. Maracaibo, Marzo de 2012.

Solo el poder detiene al poder, Tarre Briceño, G. Caracas, 2008.

Venezuela entra al 2015 con todos los indicadores en estado de alarma. Antonio de La Cruz articulo encontrado en internet.

World Justice Project: Rule of Law Index, 2014.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s