Universo, o el eufemismo de tu cuerpo.

Tu piel como el cielo

llena de estrellas que forman constelaciones,

haciendo caminos por tus manos, por tu cuello,

llevándome a la constelación de tu rostro;

perfectamente asimétrico,

lleno de luz en cada átomo.

 

Tus dos soles iluminan todo tu cuerpo,

llegando al medio de tu universo donde hay un Big Bang que divide tu cuerpo en dos galaxias.

 

Bajando por el cinturón de asteroides se encuentra un agujero negro reservado para aquel astronauta que sea lo suficientemente valiente para dejar su traje y su nave,

quedando totalmente desnudo ante el espacio,

sabiendo que ahora es vulnerable.

 

Pero el que entra, entra en el remolino de toda tu alma,

en la belleza del túnel donde se alojan tus más recónditos sentimientos.

Porque al otro lado de este agujero espera, no el borde de tu universo,

sino, el lugar que le da sentido a todo tu cuerpo:

tu núcleo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s